jueves, 8 de marzo de 2018

Dia 1: a tomar por culo

No puedo ir por la vida como voy. Estoy cansada de sentir odio, en realidad estoy cansada de odiarle... Pero qué hago? Sí fue él quien me hizo ser quien soy ahora; porque, parezca o no, yo he cambiado y menos mal que así ha sido.  

Siento como mi alma está envenenada; un veneno que me mata de a poco, que no me deja continuar, que me tiene llena de odio y es ese mismo odio que alimenta mi estúpida obsesión por un tal "karma" o "venganza divina" que puede que algún día llegue, pero eso tampoco lo sé y yo tengo que vivir; necesito recuperar mi vida, necesito dejar de pensar en él. Tengo que dejar la maldita obsesión de verlo sufrir. 

He tomado la iniciativa de dejar de hablar de él y aunque quiera saber cosas sobre él, haré un esfuerzo enorme para ser indiferente y que me deje de "doler" su felicidad, que si bien su felicidad me parece tan falsa como un billete de 60€ porque ne realidad no me parece que sea feliz. No se puede ser feliz cuando embarazas a una tia que mal conoces, que le abrió las piernas para embarazarse y conseguir el objetivo que quería. Como os digo, él es un idiota, tan idiota que ni se protegió, pero bien merecido que se lo tiene. 

A partir de ahora y en adelante, comenzaré a escribir todo lo que sienta aquí y dejaré de hablar sobre él a mis amigos y conocidos porque ya cansa, ya han pasado unos buenos y largos meses. Ya es hora de pasar página y dejar de darles el coñazo a mis amigos.


Que te follen M.